El Balón intragástrico está indicado para pacientes con un sobrepeso moderado, entre 15 y 20 kg, con gran compromiso de adhesión al tratamiento y capacidad para mantener los resultados obtenidos una vez retirado el balón.

La colocación del balón intragástrico es un tratamiento sin cirugía, cuya capacidad restrictiva provoca en el paciente una sensación de saciedad precoz que contribuye a disminuir la ingesta de alimentos.

Si estás interesado en el balón intragástrico pero tienes dudas, puedes solicitar una consulta gratuita en nuestra clínica de Madrid.

balón intragástrico

Cirugía de la

Obesidad

El Balón Intragástrico

Duración de la Cirugía

Duración Colocación

20 min.

Tiempo de Ingreso

Tiempo de Ingreso

No requiere.

Tipo de Anestesia

Tipo de Anestesia

No requiere.

Tipo de Cirugía

Tipo de cirugía

No requiere.

Tiempo de Recuperación

Tiempo de recuperación

1 hora.

Balón

Intragástrico

3.200 €

Este precio incluye:

Consulta de evaluación con analítica

Balón intragástrico

Endoscopia de evaluación y colocación del balón

Seguimiento nutricional

Retirada del balón

Endoscopia de control

Balón Intragástrico Video Explicativo

El Dr. Jesús Lago explica la colocación del balón intragástrico en el tratamiento de obesidad.

Balón Intragástrico Video

El balón intragástrico no está indicado en todos los pacientes. La idoneidad de colocar un balón intragástrico debe ser valorada por un equipo de especialistas que analizarán sus posibles ventajas e inconvenientes. Se suele aconsejar su colocación sólo en aquellos casos de obesidad en los que el IMC es superior a 30. Los pacientes que más se benefician de este tipo de tratamiento son aquellos que tienen un gran sobrepeso (peso > 40% o > 20-25 kg respecto a su peso ideal).

Se contraindica la colocación del balón en personas con intervenciones quirúrgicas previas en el estómago, lesiones gástricas importantes, embarazo, o con dificultades para aceptar el tratamiento y seguimiento.

El balón intragástrico es una medida temporal para reducir peso de forma significativa que se contempla en 2 situaciones: en pacientes con indicación de operarse pero que debido a su obesidad presentan un alto riesgo quirúrgico; o en pacientes que no precisan operarse en los que el cambio de estilo de vida es poco eficaz.

Con la introducción de un balón de pequeñas dimensiones en el estómago se consigue que el paciente necesite ingerir una cantidad menor de alimento para alcanzar la plenitud gástrica y saciar su apetito.

Durante los primeros días el paciente puede experimentar sensación nauseosa y vómitos. Pasado este tiempo estos síntomas tienden a desaparecer y el paciente únicamente notará que se sacia con menor cantidad de comida.

El seguimiento requiere fundamentalmente la atención de un equipo de endocrinólogos/nutricionistas que valoren los hábitos nutricionales e intenten proporcionarle nuevas pautas de alimentación, y a que una vez retirado el balón el paciente no recupere el peso perdido.

El equipo de psicólogos/psiquiatras se responsabilizará de dar el soporte necesario al paciente antes y después de la colocación del balón. El gastroenterólogo/endoscopista controlará la eficacia del tratamiento y la aparición de posibles complicaciones derivadas de la colocación del balón.

Aunque es una técnica segura, todas las intervenciones tienen sus riesgos. Puede ocurrir que el balón se desinfle por un pinchazo y pase al intestino delgado y provoque una obstrucción del mismo. La aparición de laceraciones, úlceras, hemorragias o perforaciones es posible. Existen tratamientos médicos y endoscópicos eficaces para solventar estas complicaciones.

Balón Intragástrico

Aquí podrás ver imágenes de la colocación en un paciente.

Tu peso ideal

El IMC se utiliza para clasificar el estado de la persona, y se calcula a partir de la fórmula: peso(kg)/talla(m2). Se trata de un cálculo común tanto para hombres o mujeres. Recuerde que este índice nutricional tan solo se aplica en adultos.

  • Si tu IMC es inferior a 18.5, corresponde a “bajo peso”.
  • Si tu IMC es entre 18.5 y 24.9, valor “normal” o de peso saludable.
  • Si tu IMC es entre 25.0 y 29.9, corresponde a “sobrepeso”.
  • Si tu IMC es 30.0 o superior, corresponde a “obesidad”.
  • Para calcular tu IMC, ver la Calculadora IMC.
Última actualización / 16 de junio de 2020
ICOMEM
Clínica Fuensanta
Miembro SECE
Centro autorizado por la Comunidad de Madrid
Miembro SECO
Miembro SEEDO
AE Cirujanos
World Professional Association for Transgender Health
European College of Aesthetic Medicine & Surgery
Sociedad Española de Directivos de la Salud
International Federation for the Surgery of Obesity
Hotel Petit Palace Arturo Soria